domingo, 20 de julio de 2008

Simulacro de Flor. Por derecha.


Un textito, de lo mas largo, que escribi hace un tiempo ya. En nuestra sociedad... que se suicide una rosa no sería para nada anormal... Supongo que cada vez se entiende menos y se sabe mas!

Simulacro de Flor. Por derecha.

Nace. ¡Entra! Directo a la florería. Es una sociedad donde todo es hermoso. Donde dominan los sentidos. Donde las rosas gobiernan con color y contraatacan con espinas. Los jazmines juzgan con sus fragancias inversas. Donde el gramillo nunca ve el sol; es esclavo de la tierra. Todo perfectamente ordenado. Visualmente agradable. Armonioso. Huele a fantásticos viajes por Paris. Incluso el sabor es dulce: “buen polen” diría cualquier apicultor. Murmullos, por supuesto. ¿Llevamos alegrías del hogar blancas o rosas? ¿Tulipanes para la entrada te parece? ¿Y los jazmines cuanto cuestan? Y por lo bajo, como sintiéndose poco dichosa ¿Llegará algún día en el que me regalen Rosas? Porque, debe ser así. Como si los sentidos lo dijeran todo. Hermosas las rosas, estratégicamente ubicadas en la entrada. En la entrada, en la salida, en la ventana, en la puerta, en la estantería, en el piso. O en las manos de alguna criatura que se cree atractiva por verse junto a una rosa. O, por ser Rosa y sentirse que domina a una criatura. No lo sé. Que extraño todo esto. Que lugar tan pendiente de la percepción. Tan firme con su imagen. Perfectamente organizado. ¡Que crimen! Imperfecto crimen. Pues una flor lo notó. Acto seguido: optó por el suicidio.
Crece. ¡Ve! Una vez ya concedido tu lugar en los estantes, se encuentra en espera de su comprador. Ese que la hará feliz. Aquel que te abrirá el camino para morir. Pero no crean que es todo tan sencillo. Antes, tienes que sobrevivir. Entre miles. Millones de organismos vivientes; con el solo fin de alguna vez ver el sol. O por verlo lo más a menudo posible (eso para aquellos jazmines privilegiados). La sociedad en la que el espacio se inunda de colores y fragancias exóticas permanentemente. Pero en el que el vivir, cuesta imaginación, mas que vida. Imaginación, para ver lo que “si” es: ¡cuesta! El simulacro no es tan fácil de evitar. ¿Para que? Para tener el motivo al suicidio, claro está. O para no tener nada (para no evitar nada, para no ser mas que flor de jardín) y no imaginar. Para Ser, o para pasar el rato. En la florería será.
Avanza. ¡Corre! Se necesitan varios segundos en la vida de una flor. Cada sujeto empecinado por cumplir con su dominio. Con su vida, sus cuestiones, deberes y demás. Roles seguramente. La rosa gobierna y goza de su jerarquía acribillando con espinas a quienes se atreven a jugar con ella. Los jazmines, señalan al culpable del aroma poco preferente; claro está que inundan con su perfume a aquel que las orquídeas consideraron amenazante. ¡Como podría uno olvidarse de las orquídeas! Sujetas a climas tropicales, con tanta delicadeza. Si. Salvo por algunas pequeñas anomalías: redactan nuestro testamento de ordenanzas del jardín. Precioso y muy preciado por muchos. Ciertamente. ¿Porque no? A los jazmines les debe agradar. ¿Y las rosas? Más dichosas aún.
Pelea. ¡Cautela! Todo marcha normal en aquel hogar. Estamos todas. Están los árboles y arbustos muy estáticos. O los Lirios, Los Pensamientos, Orquídeas, Rosas; intranquilas pero seguras de su vestimenta. Tulipanes de jardín, Dalia, Flor de la pasión, Agérato, Tusilago, Alcaparra. Cada día nace una nueva flor. ¿Pero que flor es esta? No es flor. Aún así tiene su lugar. La hiedra parece haber ganado una buena posición entre las demás. Alejada. Apartada del resto. Imponente. Cruel. ¡Maligna! dirían todos al pasar. Venenosa, por cierto. Aun así ayuda a sanar. Controversia. ¿Es posible? Claro está que su veneno salva a comunidades enteras. Solo algunas flores pudieron ver su palacio en el hiriente floral. Las dirige al triunfo. Al real. Las salva de la florería donde todo es una paranoia poco creíble. Increíblemente encantadora. ¡Simulacro!
Venta. ¡Entrégate! No bien entra la hiedra con su precioso mal, le siguen los clientes. Pendientes y ansiosos por comprar. Pocas nos avivamos (o amuertamos) a tiempo. Será que les cuesta imaginar. ¿¡Que peor que luchar contra mi propia especie?! Por un espacio para ver el sol. ¡Pobre del gramillo! Que le cueste imaginar para así conocer el palacio de la hiedra. Será que Las flores de “mejor posición” se alimentan del trabajo de los pequeños pastitos. Definitivamente. Es que, siempre fue irreal imaginar algo mejor para el esclavo. Aquel que debe brindarle honores a las Rosas, a los Jazmines o a las Orquídeas, solo por su forma y color. Solo por su atracción. Solo por su posición. Y, al igual que cualquier flor, empecinadas por ver el sol, eligen su camino. Eligen como morir ¿Venta o no?
Muere. ¡Sal! Es el acto de cierre. Huele como siempre, pero se le suma una sensación provocativa. No estaba en los planes de la Rosa que la hiedra gane cierta simpatía. Victimas de la propia vida. Lanzadas. Creen haber concluido con su tarea en la florería. Ordenadas de forma bonita para su mejor venta. Están también las que no llegan a venderse. En cuanto se pudren. ¡Ahí se ven! La jubilación no existe en esta habitación. Fácil es, existe la putrefacción y aquellos esclavos que las ingieren para ver el sol y servirle a la Rosa de abono. Luego las de la revolución. Potente palabra para tan calma acción. Simplemente idealizar a la hiedra que con tal crueldad te libera. Te muestra el sol.
Aprende. ¡Escucha! ¿Serán las Rosas bonitas? De poca vida si. Distraídas. Pierden pétalos siempre que pueden. Beben siempre que se lo permiten. Las cortan. Las hay rojas y complicadas. Las hay simples y con imaginación. Sea cual sea la organización en la florería y la posición social, todas tienen la segunda opción. La no-venta. La hiedra. Y si se trata de saber la encrucijada del suicidio de una flor, pues esa flor era una rosa. Avergonzada por su intenso color y su privilegiada posición. Supuso que seria bueno q todo sea posible y muchas menos cosas tan invisibles como lo son. Vio a las demás Rosas gobernar, al Jazmín juzgar y a las Orquídeas legislar. Pobre del pasto en ese caso que nunca vivió la luz. La flor se suicido a penas percibió la fragancia de la maldita florería. Y aun así sabiendo que sería de las de buena jerarquía… si por supuesto. Opté por conocer los increíbles y sanadores venenos de la hiedra. Porque vivir cuesta vida e imaginación.

Laura va 16.2.08
4 am.

sábado, 5 de julio de 2008

Empty Spaces...

A veces pareciera que uno se apropia de las frases de buenos temas para darles (y porque no inventarles) un sentido, para sentirlas propias. Nos aprovechamos de esas sutiles pero intensas palabras que nos remiten a sucesos. Se nos presentan y terminan por parecer hechas para nosotros. ¡Perfectas!
"Pareciera que me esbribe, que me describe"
Tome por asalto a The Wall (y otros) y los hice mutar para mi.

Porque él no sabia lo que decia cuando me describió, optó por mezclar mi canción, destrozarla en muchos pedasos y armar varios temas y disimular con The Wall. ¡Para de mentir Roger! Esas frases estan escritas para mi... Y la recopile. Volvi a dejar esas frases en su estado natural.
(lease a modo de dialogo mental)
Me against Me
Is There Aybody Out There?
Nowbody knows where you are.
Hey You, stranger in this town!!
What shall we use to fill the empty spaces?
Shall we get into fights?
Come on you stranger, you legend, you martyr, and shine...
Come on you painter, you piper, you prisoner, and shine...
Leave the lights on, upon anything we did,
and exposing every weaknes...
We don´t need no thought, control, nor dark sarcasm

If you go scating on my thin ice of modern life,
don´t be surprised when I slip out of my depht and out of your mind!
Do you think you can tell?
This is not what you spected to see? If you´d like to find out what´s behind these cold eyes...:
-When the promise of a brave new world furled beneath a clear blue sky, day after day I wont let you fly leaving just a memory, but She might let you sing-
Don't look so frightened, this is just a passing phase...
What have you found?
Hey You! Why are you running away?
How shall I fill the final places?
Don't say it's the end of the road.
Am I running away once again? Me: don't leave me now!
Do not Slip out of my mind!
Did it need to be so high?
What Shall We Do Now?

Laura va.


Un interesante plagio de frases y recopilación.
Es que... es asi! Te terminas creyendo que todo esta hecho para vos... y ... no.